lunes, 29 de mayo de 2017

Algunos datos sobre OJOS AZULES

Como dentro de muy poco voy a poner esta novela en Amazon para que la lea el que quiera (algunos días GRATIS y otros de pago, aunque sea un pago ridículo, 2,99 €), coloco aquí algunos datos sobre ella para que los posibles lectores se vayan ambientando. 




Es una novela histórica, pero no de una época determinada sino de varias. De la Edad de la Piedra, por ejemplo, y de cuando los sumerios y los fenicios y los romanos, y de la Edad Media... En fin, que la cosa es variada, y lo que une los episodios de que se compone es eso de los OJOS AZULES, puesto que los protagonistas de las peripecias que en ella se narran son descendientes unos de otros, en algunos casos muy lejanos.
Lo que va a continuación son varias de las notas a pie de página que acompañan el texto, que me parece que describen más o menos lo que he dicho.

Los omómidos, mamíferos del grupo de los primates, fueron los antepasados de las personas hace alrededor de cincuenta millones de años. Tenían tamaños que oscilaban entre los de una rata y un gato, y poblaron en ingentes multitudes los bosques terciarios del Eoceno.

Australopitecos: individuos del grupo de los homínidos que habitaron la Tierra durante el Plioceno y épocas posteriores.

Neandertales: otro eslabón de la cadena de los homínidos.

Los sumerios fueron el primer pueblo que logró consolidar una civilización estable, que levantaron en las orillas del Éufrates (las tierras mesopotámicas, actual Iraq). Cultivaron extensas huertas y construyeron ciudades y titánicas mastabas; asimismo, defendieron sin descanso sus riquezas ante los vecinos.

La Puerta de Melkart es el accidente geográfico que griegos y romanos conocieron como Columnas de Hércules, es decir, el estrecho de Gibraltar. Las montañas de marras son el peñón de Gibraltar y el monte Hacho de Ceuta.

Suevos, vándalos y alanos, pueblos germánicos, penetraron en la península ibérica huyendo de las hordas tártaras, y durante algún tiempo se asentaron en el territorio. Este hecho tuvo lugar poco antes de la caída del Imperio Romano de Occidente.


-------------------------------

Aparte de lo anterior, también podéis echar una ojeada AQUÍ.



 

lunes, 8 de mayo de 2017

Nueva novela histórica de Camargo Rain



En breve aparecerá en el mercado (en Amazon) una nueva novela histórica. Se llama Ojos azules, y no trata de una época, sino de muchas épocas. Por sus más de cuatrocientas páginas desfilan hombres de la edad de la piedra, nómadas, agricultores, sumerios, fenicios, romanos, cruzados..., y todos narrando sus particulares peripecias. Lo que les une es eso de los ojos azules, puesto que todos son descendientes (algunos muy lejanos) de los anteriores. ¿No han oído hablar ustedes de las leyes de Mendel?

Pero hay más, que iré explicando por aquí. De momento, y para que los lectores juzguen, pongo un trozo (tres páginas) de uno de los capítulos. En él se habla de un bárbaro (un suevo), que vivió una inesperada aventura cuando en una cordillera intentaba encontrar un camino para que su tribu, que viajaba con carros y rebaños, pudiera atravesarla. 


Este texto dice así:


EN EL SIGLO V
BÁRBAROS ATRAVESANDO UNA CORDILLERA
EL CAMINO HACIA PONIENTE

    [...]
    Mucho antes de que despunte el alba el germano se levanta silencioso. Ella duerme rendida y envuelta en el cobertor, y él agradece a los manes del bosque que le hayan conducido por semejante camino. Deja con sigilo el refugio y los perros se arriman a sus piernas sin hacer ruido. Avanzan juntos por el bosque y él piensa, amigos míos, ha llegado la hora de que demostréis las habilidades heredadas. Es de noche, pero eso poco importa para vuestro olfato, sentido con el que sin duda descubriréis lo que me interesa, carne fresca, de la que tan necesitados están los habitantes de este lugar. Sí, compañeros de andanzas, vamos en busca del alimento, que vuestros colmillos o mi espada conseguirán, y luego, cumplidas las labores que aquí nos retuvieron, reanudaremos la persecución del sol poniente. Ahora, ¡adelante...!
    Los perros, de los que unos son perdigueros y otros mezclados, se aplican en su oficio y en seguida descubren entrecruzados rastros que concuerdan con las indicaciones de su amo, que intuyen como si hubieran tenido oportunidad de escucharlas.
    Allí es, dicen algunos; no, allí, dice otro, y todos coinciden en seguir el rastro invisible que ha sido trazado escasos momentos antes. Sus sonidos están muy lejos de formar una algarabía, pues sólo pueden escucharse leves bufidos, y aunque al principio se comportan inquisitivos, pronto comienzan las calladas carreras.
    Uno de los mayores corre de improviso hacia allá, lo que sólo se advierte por el oído, y otro se separa un momento del grupo y luego retorna. Después es un tercero el que sigilosamente se aleja hacia la oscura sombra que forma un grupo de árboles, y la rodea y tras ella desaparece. Los demás le siguen abriéndose en abanico. Una luna incierta ilumina de pronto los calveros del bosque, y bajo su cambiante luz vemos cómo comienza la galopada mientras el germano corre tras ellos...
    Luego todo sucede muy deprisa, y entre desesperados mugidos y el mayor de los estrépitos los perros se arrojan contra la invisible presa, a la que han acorralado junto a un grupo de piedras. Sin embargo, el caballero llega a tiempo e irrumpe en el escenario de la matanza dando terribles gritos, y a patadas detiene a los perros y les arranca de las fauces la huérfana presa que se aprestan a yugular. Un cervatillo yace desnucado y agonizante en el suelo, y otro es arrancado a viva fuerza de las mandíbulas de sus captores. La cierva, igualmente malherida, brama desesperada al cielo junto a las peñas que le han impedido escapar, pero enorme es su sorpresa cuando una imponente figura se interpone entre ella y los enfurecidos canes, y tras empujar al tembloroso cervatillo, a gritos ahuyenta a los rabiosos verdugos. La madre, que impotente se ha visto para defenderse de tan feroces animales, al ver el campo libre escapa como alma que lleva el diablo, y se aleja rauda, aunque cojeante, con el vástago que le queda.
    El cazador, entonces, vuelve junto a los perros, que pelean entre ellos y a regañadientes se mantienen apartados del coceante y moribundo animal, y tras obligarlos a alejarse con voces que sólo ellos reconocen, lo remata con el cuchillo y lo carga sobre los hombros.
    De tal manera emprende el regreso, exiguo regreso, pues la distancia no ha sido mucha, y al llegar ante la choza deposita en el suelo el animal que porta, que muerto y sangrante es su ofrenda.
    En silencio toma por el ronzal al caballo, y sobre su lomo arroja las alforjas y la liviana silla que le colocará más adelante, y tras observar por última vez la choza y los alrededores, lugar que seguramente nunca volverá a ver, inicia la caminata que le restituirá junto a su gente.
    Luego, cuando ha caminado unos pasos y alcanza el límite del claro, un ruido le sobresalta y le hace detenerse momentáneamente Es el llanto de Bubú, que se ha despertado porque comienza a clarear.
    El germano, con una chispa brillante en los ojos azules, recuerda fugazmente aquellos días afortunados y que nunca imaginó poder vivir..., pero nada le puede detener, y tras un chasquido de la boca al que los perros obedecen remolonamente, prosigue el camino que le conducirá lejos.
    Más tarde, cuando ya ha amanecido y el caballero ha encontrado la senda que le llevó hasta allí y la recorre de vuelta, un grito agudo y lejano se cierne de improviso bajo el arco de los cielos. Es una voz humana en la que se escucha el dolor, un interminable lamento que se extiende de confín a confín. Él caballero detiene su camino y contempla lo que dejó atrás.
    –¡Ada, Ada...! –dice pensativo, y en el rostro de los perros lee la congoja, pues ellos comprenden lo que durante aquellos días sucedió..., pero como ya se dijo, no hay lugar para la nostalgia, y al mismo tiempo que se apagan los ecos de la espectral voz y el silencio del monte renace, tras un nuevo y expresivo sonido de los labios el grupo se pone una vez más en marcha.

    [...]


Seguiré informando sobre este asunto, porque dentro de poco se podrá descargar gratis, pero de momento podéis MIRAR AQUÍ.

 

jueves, 27 de abril de 2017

Bares al lado del mar


Es esta una coleccioncilla de fotos atractiva por dos motivos:
el primero, que se trata de bares, institución por excelencia de este país, pues hace las veces de casino (tertulias y juegos de cartas), sala de espectáculos (TV) y de lectura (periódicos), consulta médica y económica (pues ¿quién no habla allí de sus males?), lugar a propósito para encontrar chicas (y chicos)..., y por último, su verdadero fin, cual es de vigorizar el ánimo y acrecentar los bríos de los parroquianos con el correr del vino y otros líquidos igualmente espirituosos; y el segundo de estos motivos, que son establecimientos que se encuentran en la misma orilla del mar, lugar que a todo el mundo gusta mucho, si vamos a juzgar por lo que en nuestras tierras sucede durante los meses de julio y agosto. Así que, que sus mercedes lo disfruten (el vino y las fotos).
 





Y no olviden echar una ojeada al siguiente enlace por si encuentran algún otro asunto de su interés: 




sábado, 8 de abril de 2017

¡Que ya viene...!

Por el horizonte de las letras españolas asoma un nuevo título...




Se trata de un libro de acción, de acción y aventura. Por él desfilan piratas, sí, pero también cruzados, romanos, fenicios, bárbaros, sumerios, habitantes de la edad de la piedra…, y cada uno desgrana su particular peripecia. Eso sí: aunque les separan muchos años, todos tienen algo en común, como son los OJOS AZULES. Y algo más, pero eso lo desvelaré más adelante. ¿No han oído hablar ustedes de la leyes de Mendel?

 

viernes, 24 de marzo de 2017

El Dr. Cornelius entra en escena



Como todo el mundo sabe, mi principal ocupación consiste en escribir novelas de aventuras. Hoy traigo aquí un personaje que me he sacado de la manga. Es el Dr. Cornelius en la ribera del estrecho de Magallanes. ¿Qué hace ahí? ¿A quién espía?... ¡Ah!, secreto, pero no os vayáis tan pronto que  otro día ampliaré la información. Estas novelas, por cierto, a veces parecen comics, o sea que oído al parche.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Otros dos días el libro de cocina gratis


¿Te gusta comer bien y no sabes por dónde empezar? Pues lo tienes fácil. Durante los días 22 y 23 de marzo puedes DESCARGAR GRATIS este libro, en donde se explican los fundamentos de la buena cocina, lejos de congelados, latas, preparados industriales y demás moderneces que están envenenando a la pandilla de vagos que puebla este país. Hay que ponerse a ello, claro, pero eso sucede con todo, y comer bien no tiene precio.
El libro es este,


... y lo puedes conseguir GRATIS los días que arriba se dicen en esta dirección:


Si quieres el libro en papel (aunque en papel hay que pagarlo, claro), también existe: AQUÍ.

Si quieres ver recetas sin más, MIRA ESTO

Y si te gustan las novelas de aventuras, MIRA AQUÍ